COMUNIDADES YE’KWANA DEL CAURA ALERTAN SOBRE UN POSIBLE NUEVO BROTE DE SARAMPIÓN QUE AFECTA A POBLACIÓN INFANTIL

Posible brote de sarampión afecta aproximadamente a 100 niños en las comunidades de Anadekeña y Santa María de Erebato del Alto Caura, estado Bolívar. Comunidades y organizaciones indígenas hacen un llamado a las autoridades a corroborar la información y tomar acciones.

Comunidades Ye’kwana de Anadekeña y Santa María de Erebato del Caura alertan sobre un posible nuevo brote de sarampión que afecta a niños entre uno y seis años de sus comunidades, siendo los más afectados aquellos entre cuatro y cinco años. Lo comunicado viene a partir del reporte presentado en radio comunitaria por el doctor Nixon Contreras y el doctor Román Castro el 31 de marzo. En la transmisión, el doctor Contreras — que atiende a la población de Santa María de Erebato y Anadekeña — afirmó haber atendido en los últimos dos meses a aproximadamente 100 niños entre las dos comunidades con sintomatología asociadas al sarampión. En la transmisión, el doctor Román Castro, médico encargado de la unidad de atención a población indígena Majadakawe ubicada en Maripa corroboró junto con el doctor Contreras que los síntomas que presentan los niños están asociados al sarampión. Para entonces ninguno de los niños había muerto, pero el 3 de abril, en un nuevo reporte por radio se informó que un bebe de cinco meses falleció luego de presentar síntomas asociados a la enfermedad.

Un miembro de una organización indígena Ye´kwana corroboró la información dada por los doctores del Caura con el Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonia Wataniba y comparte su preocupación ante la rápida propagación de lo que parece ser sarampión entre población que no ha sido vacunada. Nuestra fuente hizo énfasis en que la atención y control del brote se dificulta en las dos comunidades ya que ambas están ubicadas en zonas remotas a las que sólo se accede a través de curiara. En comunidades con una población estimada en 800 y 500 habitantes, que 100 niños hayan sido afectados es motivo de alarma y requiere de la rápida implementación de un plan de respuesta que involucre al sistema de salud del país en todos sus niveles. 

Tras la información recibida en radio, el representante de la organización indígena nos informó que el doctor Román Castro reportó la situación al jefe del Instituto de Salud Indígena del estado Bolívar y que las autoridades competentes verificarán lo que está sucediendo. Paralelamente, luego de que la noticia circulara en redes sociales de diferentes organizaciones de desarrollo social, como Clima 21, la médico coordinadora de salud del municipio Sucre y del área de salud integral Guarataro del estado Bolívar, Yamilet Flores, emitió otra lectura de lo ocurrido. El mismo 31 de marzo, a través de radiocomunicación, explicó que el doctor Nixón Rodríguez y Ramón Castro conversaron con el doctor epidemiólogo Carlos Villegas, quien, luego de discutir con ellos la sintomatología de los niños, determinó que presentan exantema súbito y no sarampión. El exantema súbito es una enfermedad benigna, con pocas complicaciones, debida a un virus que afecta a los niños pequeños. Se caracteriza por fiebre alta seguida de una erupción en la piel. 

La doctora Flores aclaró que, para evitar confusiones, los médicos que atienden las comunidades de Anadekeña y Santa María de Erebato debieron haber consultado con un epidemiólogo y la coordinación municipal sobre los casos antes de reportarlos por radio. Así mismo, informó que a pesar de que las comunidades son de difícil acceso, éstas fueron vacunadas en el 2019 y que no han vuelto desde entonces debido a las dificultades asociadas con la pandemia y a la falta de combustible. La doctora concluye su audio diciendo: “Me atrevo a decir que con la conversación con el doctor Villegas, epidemiólogo, y otros colegas de la zona que eso no es sarampión. Nosotros siempre hemos estado pendientes de esa patología”.

Aunque no existe claridad en torno a la situación que viven las comunidades del Caura en este respecto — si estos enfrentan o no un nuevo brote de sarampión–, el reporte realizado por el doctor de Anadekeña y Santa María de Erebato pone en evidencia el vacío de información que existe e impide la planificación, evaluación y monitoreo de enfermedades como el sarampión en la zona. Por ello, hacemos un llamado urgente a los organismos de salud nacionales y regionales para que tomen medidas inmediatamente. Urge corroborar la sintomatología de los niños a través de visitas, atender a las comunidades afectadas con un plan de vacunación inclusivo y que eduque a la población acerca de los síntomas del sarampión. Recordemos que, entre el 2017 y 2019, Venezuela sufrió un brote importante de sarampión y la mayor proporción de los casos sospechosos se presentaron en el estado Bolívar y el Distrito Capital, aunque la mayor mortalidad fue registrada en el estado Delta Amacuro. Los pueblos Warao y Yanomami fueron especialmente afectados en aquella ocasión.

Facebook:  Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía Wataniba
Instagram:  @wataniba
Twitter:  @Wataniba_ve

Comparte nuestras publicaciones