Organización Ye’kwana Kuyunu solicita traslado urgente a sus comunidades debido a la pandemia del Coronavirus.

El Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonía “Wataniba” que trabaja desde hace más de 10 años con la Organización Indígena Ye´kwana del Ventuari “Kuyunu”, sostuvo una reunión con Esteban Rodríguez miembro fundador y actual directivo de la misma, quien desde Puerto Ayacucho está alertando a las autoridades del Estado venezolano y a la opinión pública sobre la grave situación en que se encuentra un grupo de aproximadamente 150 indígenas Ye´kwana y Sanema varados en la ciudad capital del estado Amazonas por falta de apoyo aéreo para traslado a sus comunidades de origen en el Alto Ventuari, municipio Manapiare.

Esteban Rodríguez destaca el riesgo que corren los miembros de estas comunidades en Puerto Ayacucho y los problemas de seguridad alimentaria a que se encuentran sometidos en esa zona urbana. Indica que han solicitado a varias autoridades militares el apoyo para el traslado aéreo y no han recibido respuesta en el sentido de ser traslados hasta la comunidad de Cacurí como lugar céntrico. En el grupo de indígenas hay docentes, jóvenes estudiantes de enfermería, pacientes recuperados en el hospital y sus familiares. Todos temen por sus vidas y desean retornar a sus comunidades cuanto antes para garantizar su subsistencia a través del modo de vida tradicional.

Kuyunu enfatiza que han promovido los exámenes médicos a todo este grupo para descartar la presencia del virus. Consideramos que para el traslado es fundamental el despistaje de todas las personas según los métodos aprobados, para evitar riesgos de contagio en territorios indígenas.

Desde la Asociación Wataniba contribuimos en la formulación de propuestas y criterios a través del trabajo conjunto con las organizaciones indígenas de forma que puedan presentar propuestas a los organismos del Estado para abordar el problema del Covid-19 en los pueblos indígenas. En este sentido insistimos en que la profunda crisis generada por la pandemia del coronavirus amenaza seriamente la vida de los pueblos indígenas en su conjunto y particularmente de la Amazonía venezolana, debido a su alta vulnerabilidad epidemiológica y sistema inmunológico debilitado por diferentes factores históricos, ambientales y socioculturales. Todo esto representa un riesgo inminente que podría generar graves situaciones en las comunidades originarias de la región si no se actúa de manera rápida y efectiva previniendo los contagios.

En especial preocupa la posibilidad de entrada del virus en territorios de grupos indígenas en aislamiento voluntario o contacto inicial, que en Venezuela se refieren a comunidades de los pueblos Jöti, Yanomami y Uwottüja. En estos casos es imprescindible tomar medidas especiales para proteger sus hábitats de la entrada de agentes foráneos, vista la alta fragilidad inmunológica de estos grupos.

Wataniba considera que hay un conjunto de factores propios de la región que agravan las posibilidades de contagio en Amazonas, y estos se refieren fundamentalmente a la práctica de la minería ilegal en la región y a la alta movilidad de mineros y otros agentes ilegales que realizan actividades en territorios indígenas. La alta movilidad de los mineros es un problema que debe ser abordado con urgencia por las autoridades del Estado venezolano. Esta situación generada por agentes foráneos podría aumentar brotes y enfermedades que amplifican la susceptibilidad inmunológica en las comunidades indígenas expuestas al Covid-19.

Otro aspecto fundamental vinculado a la necesidad de proteger a los pueblos indígenas frente a esta pandemia, es todo lo relativo al tema informativo – formativo ya que en buena medida la desinformación contribuye a que aumenten los riesgos de contagios. Debido a las particulares condiciones geográficas y culturales es difícil que la información llegue a las comunidades de manera oportuna y completa. Por lo que es necesario reforzar acciones destinadas a informar de manera urgente, bilingüe e intercultural. Para esto puede ser muy útil el uso de la radio comunicación para comunidades de difícil acceso.

Wataniba considera que todo evidencia que la mejor salida a la crisis y a las posibilidades de contagios es la prevención, es decir promover el aislamiento como mecanismo de defensa colectiva, asumiendo las formas de vida ancestrales y tradicionales propias de los pueblos indígenas de la Amazonia. En este sentido seria urgente promover acciones que garanticen ese aislamiento relativo y temporal vinculado a formas tradicionales de vida indígena.

Los pueblos indígenas agrupados en la Coordinadora de Organizaciones Indígenas de la Cuenca Amazónica (COICA), que agrupa a entidades de los 9 países han emitido recientemente una declaración en la cual solicitan a los gobiernos de la región tomar medidas específicas con urgencia para frenar la pandemia del Covid-19 en los pueblos originarios. Hacemos nuestras las recomendaciones particulares contenidas en este documento y las presentamos a disposición de las autoridades venezolanas para que se coordinen esfuerzos interinstitucionales para enfrentar la emergencia del Covid-19.

Insistimos en considerar que el aislamiento social en la frontera se cumpla de acuerdo al respeto e integridad de las comunidades indígenas, aislamiento temporal de las comunidades, restringiendo el acceso de personas foráneas. Este aspecto es fundamental si se quiere actuar preventivamente.


Wataniba/Jesús-Chucho-Sosa

Wataniba/Jesús-Chucho-Sosa

Facebook:  Grupo de Trabajo Socioambiental de la Amazonia Wataniba

Instagram:  @wataniba

Twitter:  @Wataniba_ve
Comparte nuestras publicaciones